Con la llegada de los primeros ‘sounders’ se han producido las primeras incidencias. Por lo que conocen las autoridades una nueva moda se ha extendido entre cierto sector, por ahora reducido. Las apuestas por realizar las más inverosímiles acciones gana terreno. La que esta misma madrugada ha ocasionado un herido se denomina ‘salto de valla’, consistente en saltar el mayor número posible de vallas de chalets o villas y campar por la propiedad a sus anchas. Estos hechos ya se han repetido en varias ocasiones esta misma semana.

En esta ocasión un joven ha resultado herido en el Camí Fondo de Borriana al intentar saltar la valla de un adosado, el peso ha ocasionado que la valla cediera, precipitándose el joven a la piscina del citado adosado, tras un golpe previo en la cabeza, del que ha tenido que ser atendido tras personarse en la propiedad la Policía Local de la localidad.

 

error: Contingut protegit!