El alcalde de Vila-real, José Benlloch, y el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, han firmado la asignación de las ayudas del Programa Operativo Feder para proyectos de actuación en los municipios de la provincia.

En un acto que ha tenido lugar en la Casa dels Caragols de Castelló, ambos representantes han rubricado el acuerdo por el cual Vila-real recibirá dos subvenciones con un valor total de 755.000 euros, convirtiéndose en la ciudad de la provincia con la mayor asignación, que servirá para rehabilitar el Gran Casino y el teatro Tagoba.

De este modo, el edificio protegido y ahora propiedad municipal cuenta con la mayor inversión en la defensa del patrimonio de toda su historia, tal y como asegura el primer edil, quien destaca que, si todo va según lo previsto, tras una primera fase de rehabilitación se podrán instalar algunos servicios municipales en el inmueble.

Asimismo, las ayudas permitirán recuperar un teatro del año 1900, “único y propio de la identidad de Vila-real, como la Tagoba, que cuenta con un gran atractivo turístico y en el que se podrán realizar todo tipo de actividades culturales”. “Esta subvención llega gracias a las gestiones realizadas por la Concejalía de Territorio junto con un equipo de tres arquitectos del proyecto T’Avalem”, indica Benlloch, quien destaca también “el papel del gobierno valenciano a la hora de actuar en la protección, conservación y recuperación de bienes de patrimonio cultural y su puesta en valor”. El Ayuntamiento presentó al programa cinco proyectos con una inversión de tres millones de euros en total. Tras la concesión de una primera ayuda para elaborar el primer Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) y estas dos, se esperan fondos para intervenir en el Termet y El Molí. 

error: Contingut protegit!