El grupo de trabajo regional mantiene su sexta reunión de gestión y se inicia la fase de replicabilidad y monitorización de calidad del agua y resultados del sistema

El innovador sistema de drenaje con reutilización de material desechable cerámico que se ha instalado en la calle Torre Sant Vicent de Benicàssim, ha obtenido tan buenos resultados que son ya dos las ciudades que están estudiando su implantación también en sus tramas urbanas. Una de ellas en Portugal, como es la ciudad de Aveiro y la otra en Italia, en la región de módena, Fiorano Modenese. Así se ha dado a conocer hoy en la sexta reunión del Grupo de Trabajo Regional, que se ha celebrado en Benicàssim como seguimiento del proyecto Life-Cersuds.  

 

La alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués ha mostrado su satisfacción por “convertir a Benicàssim en ciudad pionera y ejemplo de iniciativas innovadoras y sostenibles como ha sido el caso de la remodelación de la calle Torre Sant Vicent incluidas en el proyecto de innovación ambiental europeo, Life Cersuds. Es el fundamento de las ciudades del futuro, generar oportunidades, valorar su viabilidad y exportar los resultados y la implantación de proyectos gemelos en otros lugares dando valor a esa innovación”.

El grupo regional que promueve el desarrollo de este innovador proyecto y en el que se encuentran, junto al ayuntamiento de Benicàssim, el Instituto de Tecnología Cerámica (ITC), la Universitat Politècnica de València (UPV), el Centro Cerámico de Bolonia (CCB-Italia), CHM Obras e Infraestructuras, S.A., el Centro Tecnológico da Cerâmica e do Vidro (CTCV-Portugal) y la empresa Trencadís de Sempre, S.L. han hecho un repaso del resultado de las primeras lluvias tras la finalización de la obra.

El Grupo de trabajo también ha puesto el énfasis en la labor de recogida de datos que ahora se ha iniciado y que monitorizará la eficiencia del sistema durante, al menos, un año. La recogida de datos posibilita no solo saber la cantidad de agua que se deposita en los aljibes, sino también la calidad de la misma.

El proyecto LIFE CERSUDS (Ceramic Sustainable Urban Drainage System), incorpora un sistema que consiste en una superficie permeable cuya piel está formada por un nuevo material, de bajo impacto ambiental, basado en el uso de baldosas cerámicas en stock, con bajo valor comercial. Este sistema puede llegar a reducir el agua de escorrentía superficial casi en un 90% y reutilizarla para el riego, además de reducir la contaminación difusa y mejorar la calidad de las aguas con respecto a otros sistemas tradicionales. Además, con su uso la eliminación de contaminantes puede llegar a más del 70% en hidrocarburos, más del 50% en fósforo, más del 65% en nitrógeno y más del 60% en metales pesados, además de lograr una sustancial reducción de emisiones de CO2.

error: Contingut protegit!