(En la imagen, Ciudad de la Justicia, Castellón. Foto: Google)

El juicio dará comienzo el próximo 5 de septiembre en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Castellón

El acusado trabajaba en un estudio de fotografía e impresión de Borriana y, según la Fiscalía, entre los años 2007 y 2013 aprovechó su puesto de trabajo para abusar repetidas veces de las hijas de los dueños de la empresa, de cuatro y cinco años, a las que también obligó a tocarle y a las que realizó diversas fotos durante los actos apuntados.

Pero la cosa no queda ahí. Dada la confianza que tenía con la familia propietaria de la empresa consiguió tener acceso a tres primos de sus primeras víctimas (de entre tres y doce años) a los que grabó en vídeo mientras les tocaba sus partes íntimas, permaneciendo él desnudo.  También se tiene constancia de los abusos y grabaciones que realizó a otro menor de ocho años, hijo de una familia amiga, aprovechando que acudía en verano a la residencia del acusado para bañarse en la piscina de su vivienda. Además, entre los archivos encontrados en su ordenador, se han encontrado vídeos y fotos de material pornográfico infantil, tanto realizados por el propio acusado como ajenos al mismo.

La Fiscalía solicita 63 años de prisión y diversas indemnizaciones para los afectados que podrían ascender, en su totalidad, a 125.000 euros.

 

error: Contingut protegit!