Entrevista publicada en el número 268 de revista POBLE.

La infraestructura mejorará las comunicaciones, la seguridad y traerá nuevas oportunidades industriales y logísticas

Emilio Obiol Menero, director general de Puertos, Aeropuertos y Costas y concejal de Territorio y Movilidad Urbana en el Ayuntamiento de Vila-real, tilda la ronda Suroeste como la gran obra del primer cuarto de este siglo, a lo que añade que, sin duda, supondrá un antes y un después. Pero además del plano autonómico, el edil avanza los plazos de tiempo que maneja el consistorio para concluir buena parte de los proyectos que tiene en marcha y apunta hacia la mitad de la legislatura, por lo que dice que la nueva inversión en los dos próximos años será prácticamente nula para poder finalizar las obras empezadas.

Vila-real va a contar, por fin, con la ronda Suroeste. Es una reivindicación histórica que por fin se lleva a cabo. Con el Partido Popular, la ronda Suroeste se queda únicamente pintada, que es como se habla en la jerga administrativa, por no hablar de cuando se licitó. El PP licitó esta obra y en el camino se perdieron siete millones de euros que
no sabemos dónde están. El PP todavía tiene que dar explicaciones sobre el dinero que tuvo Midascón, la empresa que iba a construir la ronda, la empresa quebró y tal y como pasa en los gobiernos y países normales tendría que haber sido la segunda empresa la que hubiera continuado las obras.

¿Qué flecos de la ronda quedan por determinar?

Solicitaremos una entrevista con el ministro de Fomento porque queremos resolver algunas dudas. Una es la posición de la Conselleria, que establece que con una rotonda a cota cero la conexión es perfecta. Y la otra posición es la del Ministerio, que dice que habría de ser una conexión con un paso a desnivel o bien por arriba o por abajo. En cualquiera de los casos, también hay un tema presupuestario importante. Una rotonda a cota cero es mucho más barata que una conexión con un paso a desnivel. Aquí hay una cuestión muy importante y que puede modificar las posiciones sobre todo del Ministerio, y es que el 1 de enero del 2020 la AP-7 deja de ser de pago, entonces entendemos que algunos de los flujos a partir del día 1 bandearán la AP-7. Se calcula que alrededor de un poco menos del 10% de esos 23.000
vehículos de media pasarían por la autopista y por tanto posiblemente las cifras serían más asumibles para el Ministerio de Fomento. 

Por lo que respecta a los polígonos industriales, ¿qué análisis puede hacer?

El Institut Valencià de Competitivitat Empresarial (IVACE) creo que está trabajando bien. Considero que los polígonos industriales son una apuesta decidida de modernización y saneamiento del gobierno de la Generalitat y del gobierno de Vila-real. Estamos hablando de accesibilidad, saneamiento, seguridad vial, aparcamiento, señalización, iluminación… son paradójicamente el lugar donde los vila-realenses se ganan la vida y se hace negocio e inversión y para los gobiernos del Partido Popular eran prácticamente invisibles. Nosotros queremos cuidar la economía local y sobre todo queremos atender la industria. Tenemos muy claro que la industria de Vila-real, especialmente la cerámica, es un activo y que hemos de estar a su lado. Además, si invertimos en la mejora de los polígonos industriales, estamos mejorando las entradas y salidas de la ciudad, que hacía mucha falta.

¿Qué obras tiene su concejalía en marcha en estos momentos?

Hay aproximadamente cerca de 18 millones de euros invirtiéndose en la ciudad por parte de otras administraciones. Creo que el esfuerzo de este gobierno ha aportado ya mucha inversión. La lista de obras es larga. Además de los cinco IVACE y de la ronda Suroeste, pabellón Campió Llorens, acabando la rotonda de la calle Encarnación. Vamos a empezar la remodelación de la Torre Motxa, tenemos en marcha dos obras pendientes de la mano de la Diputación que son el albergue de la Mare de Déu de Gràcia y el Molí la Vila. Al mismo tiempo, gestionamos algunas obras directamente ligadas al plan de aparcamiento. Hemos acabado remodelaciones como la plaza de la Panderola con una línea de trabajo que iremos continuando. El nuevo aulario de infantil del colegio Sarthou Carreres y tampoco podemos olvidar las obras del Gran Casino y del teatro de la Tagoba. Son inversiones que han venido muy bien a Vila-real. Tenemos un gran abanico de obras que hemos de finalizar bien y no tengo dudas que, y este es el objetivo que perseguimos, todas ellas van a mejorar la vida, la movilidad, la comodidad y darán respuesta a lo que Vila-real espera de un gobierno municipal. 

Su cargo como director general suscitó la crítica de partidos como Compromís o el PP al mantenerse como edil de Urbanismo. ¿Se ha planteado en algún momento abandonar el cargo?

Soy responsable y creo que tengo un deber en este proceso en el que hay muchas obras. Tendría que acabar si no todas, muchas de estas acciones y después hacer una valoración. Es cierto que es una situación nueva pero no es puntual. Lo importante es que Vila-real tenga una serie de personas en la Generalitat, esperemos que yo no sea una más. Espero que después de mi vengan otras. Siempre es importante que haya diputados y personas en la gestión.
Lo que interesa a Vila-real es que seamos cuanta más gente mejor en Valencia.

 

Demandas al Gobierno central: “Nos preocupa el servicio de cercanías, absolutamente nefasto”

La pasarela elevada es inasumible para Vila-real y por tanto no solo forma parte de la agenda sino que es una de las grandes urgencias. Es una situación insostenible desde todos los puntos de vista. Todos los años elaboramos un informe sobre las necesidades muy urgentes de la estación. Un informe que se remite a Valencia y a Madrid y las respuestas del Ministerio siempre es la misma. El periodo de amortización de la pasarela todavía no ha finalizado por lo que para el Ministerio, este debate hoy por hoy es improcedente. Y en segundo lugar, que la situación económica no permite cambiarlo. Pero lo que decimos es que si un Ayuntamiento que perdió el control urbanístico, le propone eso y el Ministerio lo acepta, el Ministerio también tiene cierta responsabilidad. Pero, en cualquier caso, esperamos que más allá de que pudiesen salir algunas ayudas, posiblemente la remodelación del paso subterráneo también implique la mejora del entorno de la estación. Y también nos preocupa el servicio de cercanías absolutamente nefasto donde las cancelaciones de trenes sin avisar son continuas, donde cuesta casi una hora y media ir de Vila-real a Valencia y eso realmente es inasumible.

Aeroport de Castelló: “Vamos a intentar que un gran polígono en el Aeroport de Castelló atraiga a empresas y sea la fuerza motora que tire de esta infraestructura”

Hay decisiones que son irreversibles y que posiblemente este gobierno no habría tomado. La primera, sin duda, es construir un aeropuerto y la otra nada afortunada fue el Tram. Una vez hecho tendremos que sacar el máximo
provecho de las infraestructuras. El Aeroport de Castelló no es, en absoluto, un aeropuerto rentable. Hay una pastilla en la zona que se denomina de actividades complementarias, la FAC, de cerca de dos millones de metros cuadrados y trabajamos para intentar desafectarla y darle personalidad propia convirtiéndola en un polígono industrial. Vamos a intentar que las grandes empresas, no solo las relacionadas con el mundo aeronáutico, vengan a instalarse. Al menos si el aeropuerto por sí mismo no es la gran actividad que tire de este gran complejo, que haya otras relacionadas con la logística y la conectividad que puedan ejercer de fuerza motora”.

Crecimiento Port de Castelló

Creo que en los últimos años está haciendo un buen trabajo y sobre todo que es uno de los puertos, en su magnitud, más rentables de España. En ese sentido, creo que también tiene algunos retos pero es cierto que habrá de ganar conectividad en el mundo. Es uno de los pocos puertos de España que tiene industria dentro del propio recinto. Es mucho más rentable Port de Castelló que el de Alicante.

error: Contingut protegit!