Caixa Rural Vila-real llevará a cabo una reforma integral de su Centro Social para hacerlo accesible y adaptarlo a la nueva normativa. Además, se aprovechará la intervención para crear espacios más amplios y polivalentes donde celebrar conferencias, cursos, reuniones y asambleas. También se acondicionarán y reorganizarán las zonas utilizadas por las asociaciones de la ciudad creando nuevos despachos y salas.

El proyecto de reforma de las instalaciones ha sido presentado hoy por el presidente de la entidad, Enric Portalés, y el alcalde de la ciudad, José Benlloch, quien ha reconocido “el importante papel que desempeña Caixa Rural Vila-real y su Fundación en la dinamización económica, social y cultural de nuestra población”. Asímismo, Benlloch ha manifestado que esta iniciativa cuenta con el apoyo del Ayuntamiento a través del convenio que mantienen ambas instituciones.

Asimismo, Fundació Caixa Rural Vila-real dedicará una planta de sus instalaciones a menores y jóvenes con capacidades diferentes, donde se incluirán acciones de orientación familiar, prestación de servicios de diversos profesionales como logopedia, fisioterapia, talleres de coaching, terapia ocupacional y otras necesidades. “Ellos son los únicos conocedores de las maratonianas y estresantes mañanas o tardes que pasan yendo de un sitio para otro en diferentes actividades. Con este proyecto queremos centralizarlas”, ha explicado el presidente de la entidad, Enric Portalés.

A tal efecto, se va a crear una planta específica de más de doscientos metros cuadrados que contará con nuevos espacios, aulas polivalentes de actividades, servicios y cocina para llevar a cabo las acciones derivadas del proyecto, que cuenta con el apoyo y el aval del Ayuntamiento de Vila-real.

Tras la reforma se trasladará al Centro Social la sede operativa del Centro Especial de Empleo DINSERTA destinado a personas con capacidades diversas. Desde este nuevo espacio se seguirán desarrollando labores de formación, inclusión laboral y actividades de apoyo a estas personas.

Uno de los principales objetivos de esta iniciativa es dar un respiro familiar a los cuidadores de los usuarios. Para ello, los sábados por la tarde se realizarán talleres lúdicos, musicoterapia, manualidades y  baile, entre otras actividades. Todo ello estará coordinado y supervisado por una integradora social de la Fundació Caixa Rural y sus responsables. Este proyecto va acompañado de un trabajo de sensibilización en los institutos para normalizar este tipo de centros. El objetivo es captar voluntariado joven que pueda participar, disfrutar y aprender con ellos de las actividades.

Para potenciar la inclusión social, la Fundació Caixa Rural y el Ayuntamiento de Vila-real llevarán a cabo un curso de formación  de emprendimiento y gestión de empresas destinado a personas con capacidades diversas que comenzará en junio. También se celebrará una jornada de Inclusión entre empresas y personas con ‘discapacidad’ reconocida.

Respecto a la reforma integral del Centro Social, se va a realizar una convocatoria abierta para realizar las obras de acondicionamiento a la que podrán optar las empresas constructoras que cumplan los requisitos que encontrarán en la web de la Fundació. La documentación estará disponible hasta el día 7 de junio de 2018 y para poder participar en la contratación será imprescindible realizar la visita al edificio que se llevará a cabo los días 6 y 8 de junio. El plazo de ejecución de las obras será de  aproximadamente cuatro meses.

Durante 2017, en el Centro Social se realizaron más de 300 actos culturales, musicales, solidarios, deportivos, talleres de formación y actividades propias de las asociaciones que tienen su sede en el edificio, además de los servicios que se ofrecen a los socios tales como la sala de lectura y el aula de informática.

error: Contingut protegit!