Estimada familia grogueta,

Después de casi 20 años de carrera como futbolista profesional, he decidido poner fin a esta increíble etapa de mi vida. Ha sido un verdadero privilegio formar parte de clubs como el Brescia Calcio, Parma FC, AC Milán y, en estos últimos 4 años, del Villarreal CF. He crecido a nivel personal y profesional, y hoy tengo la oportunidad de enfrentarme a un nuevo proyecto con confianza y seguridad.

Quiero despedirme trasladando mi más sincero agradecimiento a la familia Roig y a todos los estamentos de este club: a mis compañeros, entrenadores, cuerpos técnicos, médicos, utilleros, jardineros, nutricionista, oficina, cocina y a toda la gente maravillosa con la que he convivido día tras día. El cariño y la dedicación con la que trabajáis os hace ser grandes personas y excelentes profesionales. Quiero agradecer también el tiempo, apoyo y amor incondicional de toda mi familia, en especial a mi mujer, Paola.

Esta temporada no fue nada fácil y me quedé con ganas de despedirme de la afición como realmente se merece. Les quiero agradecer, de corazón, el respeto y el cariño que me habéis brindado en estos años. Os traslado todo mi respeto y gratitud. Me siento orgulloso de haber formado parte de esta casa.

De esta manera, paso página en mi carrera, para comenzar con mucha ilusión un nuevo proyecto como nuevo integrante del cuerpo técnico en el AC Milán. Es el momento de afrontar nuevos retos, objetivos e ilusiones.

Me despido con un “hasta pronto”, pues mi corazón siempre será groguet.

Endavant!

Daniele Bonera

error: Contingut protegit!