La  obra de urbanización del entorno y el plan eléctrico permitirán que se pueda gestionar ya la puesta en marcha del tanatorio que  el anterior gobierno dejó paralizada a falta de legalización de la obra

La alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués ha anunciado el inicio inminente de las obras de urbanización y alumbrado del entorno del tanatorio, tras haberse firmado en los últimos días los contratos de ejecución. “Estamos hablando de una muy buena noticia para nuestro municipio, ya que este servicio había sido muy reclamado por las familias que, hasta ahora, se tenían que marchar fuera para gestionar el luto de los enterramientos y ahora lo podrán hacer en nuestra misma ciudad”.

La urbanización consistirá en la adecuación de la zona de acceso con una planificación en forma de zona peatonal ajardinada, con zona de aparcamiento, con total accesibilidad para personas con discapacidad o movilidad reducida.

La zona exterior tendrá una amplia acera con baldosas de terrazo granate y beige, típicas de los viales del municipio. Además, incorpora una isleta ajardinada y los pasos de discapacitados accesibles para permitir la llegada hacía la zona de entrada al edificio.

En esta segunda zona, habrá un espacio que, a modo de hall dará paso a las instalaciones. En esta entrada, su utilizará pavimento porcelánico de alta comodidad en la pisada y que emulará la piedra natural.

En la urbanización está previsto que se ejecute la instalación de los colectores de pluviales y alcantarillado, así como el tendido telefónico que de servicio a la instalación.

Además, dentro de la sección de jardinería se plantarán una amplia gama de variedades botánicas de tipo mediterráneo, como Moreras blancas, Olivos ejemplares y setos de tipo Boj, Cotoneaster y Fotinias.

Por otro lado, también se ejecutará toda la obra de la instalación eléctrica y de alumbrado de los accesos al tanatorio utilizando un moderno sistema de eficiencia energética para minimizar el consumo eléctrico, como ya se realiza en el resto del municipio.

La obra de urbanización ha sido adjudicada a la empresa Becsa por un presupuesto de 120.769 euros y el proyecto de alumbrado del entorno lo ha ganado la empresa Electromar SA, con un presupuesto de 149.887 euros.

La alcaldesa ha recordado que la obra del tanatorio fue uno de los proyectos financiados con el plan E, pero que el anterior gobierno tripartito, la ejecutó sin contar con los necesarios permisos para poderla poner en marcha y que pudiera tener licencia de actividad. Además, la obra quedó paralizada medio año antes de su finalización y, como colmo de irregularidades, en su ejecución no se había contemplado ni la urbanización exterior ni el alumbrado exterior, ya que se suponía que estas obras debían correr a cargo de una supuesta concesionaria. Sin embargo, los estudios de viabilidad hacían imposible que ninguna empresa pudiera asumir esa inversión a costa del funcionamiento del servicio. Ahora, por fin se ha conseguido la autorización necesaria para desbloquear todo el proyecto e iniciar su finalización y puesta en marcha, gracias al superávit municipal.

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram
error: Contingut protegit!