El pleno extraordinario sobre el estado de la ciudad se ha celebrado esta tarde para “dar explicaciones a a la oposición y a los valleros y valleras” en un ejercicio de transparencia y participación

El Ayuntamiento de la Vall d’Uixó ha celebrado su segundo pleno extraordinario sobre el estado de la ciudad, a iniciativa del actual equipo de gobierno, en un ejemplo de transparencia y participación, para “dar explicaciones de nuestra gestión y sobre nuestro proyecto de presente y futuro a la oposición y, sobre todo, a los valleras y valleras“, tal y como han destacado la alcaldesa, Tania Baños, y los tenientes de alcalde, Antoni Llorente y Fernando Daròs.

La alcaldesa ha afirmado que el actual equipo de gobierno ha supuesto “un claro punto de inflexión” para la Vall d’Uixó, con la reducción de la deuda municipal en 6,6 millones de euros en dos años “pero gracias a nuestra seriedad y responsabilidad también hemos acabado con la deuda reputacional que tenía nuestra ciudad tras ser declarada la ciudad más vulnerable de España en un informe del Gobierno de España“.

En este sentido, Baños ha remarcado que “empresas multinacionales han apostado por nuestra ciudad para realizar inversiones importantes que nos hacen una ciudad moderna, que mejora su eficiencia“. Esto demuestra que “volvemos a contar y que hemos recuperado el respeto y la decencia política” porque “podremos equivocarnos pero frente al anterior inmovilismo del PP ahora tomamos decisiones que hacen avanzar la Vall d’Uixó“.

Llorente ha hecho hincapié en la apuesta por hacer “una ciudad para las personas” con el aumento del presupuesto para realizar mantenimiento de colegios, con proyectos clave como la mejora de la seguridad con la consolidación del talud colindante al CEIP Lleonard Mingarro o la transformación de los patios en espacios educativos; la ampliación de la plantilla base de Servicios Sociales, la creación de un plan rehabilitación de fachadas de viviendas, la aproximación de la atención social a los barrios, la ampliación de la oferta cultural y turística, la dotación de más material y personal para la Policía Local o la compra del local para ampliar el centro social de La Vallense “a la espera de que la Diputación cumpla con su compromiso de pagar las obras“.

Daròs ha añadido que dentro de esta apuesta “también hemos recuperado espacios para las personas, como la plaza de l’Assumpció, y seguiremos recuperando con la futura peatonalización de la plaza del Centro“. También se está trabajando en la mejora de los barrios, con ejemplos como la inversión de medio millón de euros en el Grupo La Unión o el plan de asfaltado hasta el año 2022 “que seguirá criterios técnicos y no el de los intereses electorales“.

En medio ambiente, se han recuperado espacios como la Senda de Quistel, el entorno del Acueducto para el futuro Museu de la Fâbrica de La Llum o la rehabilitación de la avenida Cor de Jesús con la plantación de nuevos árboles. También se ha recuperado la gestión directa (a partir del 1 de enero de 2018) del servicio de mantenimiento de parques y jardines, con la contratación de 6 jardineros y el ahorro de 100.000 euros anuales.

En estos dos años hay casi 1.000 personas menos desempleadas y se han impulsado planes de empleo locales, además de la consecución de talleres de empleo y programas T’Avalem que han contratado directamente a más de 100 personas. En materia económica, tras la subida del IBI a razón de un 10% anual del 2007 al 2015, el actual equipo de gobierno lo ha reducido durante tres años consecutivos. “¿Qué hizo el PP con esa sobrerecaudación de 34 millones de euros debido a sus subidas de IBI en el peor momento de la crisis económica?“, se ha preguntado Baños.

Para finalizar, el equipo de gobierno ha pedido al PP “que realice una oposición constructiva y útil como la que hace el grupo mixto Ciudadanos-Som La Vall, siempre desde el respeto personal“, ya que “podemos buscar puntos de encuentro, porque el interés de los valleros y valleras están por encima de cualquier sigla política“.